La nieve complica el tráfico en la red secundaria y deja a miles de niños sin clase