La comunidad internacional ofrece 300 millones de dólares para la agricultura haitiana