El conductor del Rastro dice que se quedó sin frenos y pide perdón a los heridos