El conductor del camión del accidente en Utrera en el que murieron cinco personas pudo dormirse al volante