Un conductor intenta atropellar a los peatones emulando a su videojuego favorito