Cabify y Uber aseguran sufrir brutales ataques por parte de los taxistas