Un estudio confirma la influencia de la terapia hormonal en el aumento de cáncer de mama