Una ola de frío polar congela el país