La Consejería valenciana abre una investigación por presunto maltrato y abandono por estas imágenes en la residencia DomusVi en Lliria