La contaminación: la principal causa del aumento de casos de asma infantil