El agua contaminada con bajos niveles de arsénico causa problemas cardíacos