Contradicciones entre los presuntos asesinos del guardia urbano y prisión para los dos