Una controladora de Palma afirma que "jamás" lo hubieran hecho voluntariamente, les "obligaron"