Los controladores serán sustituidos por técnicos en los aeropuertos pequeños