Los costes de un rescate en Montserrat, por que la imprudencia cuesta