La fortuna de los Sala, clave en el crimen de Carmen Martínez