Fin de la investigación del crimen del agente de la Guardia Urbana: los acusados seguirán encarcelados