Una viuda de 86 años vive en un crucero desde que falleció su marido