Hasta 4.000 jóvenes se congregan en el segundo gran botellón de San Mateo en Logroño