Una miss cuestiona la cultura de la belleza tras sobrevivir a un cáncer