Los recortes acaban con la unidad infantil de cuidados paliativos de Murcia