El juez tiene dudas sobre la culpabilidad de los raperos americanos acusados por el fiscal de violación