Se cumplen diez días desde que el padre de Javier no entregó al pequeño a su madre