El sospechoso del crimen de Dana, 13 horas impasible sin colaborar