Danny León demuestra que cualquier escenario vale para practicar snowboard en Madrid