El español David Martínez, última víctima de la ola de cuchilladas en Reino Unido