De los 3.148 delitos sexuales sentenciados el año pasado, 32 fueron considerados violación