La pesadilla de Dolores, la madre que se ha visto obligada a denunciar a su hijo con autismo por sus continuas palizas