Se derrumban 30 metros de la muralla medieval de Zaragoza, sin causar daños personales