Un obrero de 42 años, el fallecido en el derrumbe de cinco plantas del hotel Ritz de Madrid