Los comerciantes aprovechan el puente para adelantar las rebajas navideñas