La deshidratación tiene consecuencias "nefastas" sobre el rendimiento físico y mental