2017, uno de los años más críticos en el progresivo deshielo del Ártico