La destrucción de infraestructuras dificulta la ayuda a los afectados por las inundaciones en Pakistán