La detención de Ai Weiwei inunda la red china de "amor por el futuro"