El Piojo opuso gran resistencia y cinco policías fueron heridos en su huida