El detenido era el asesor bancario de los ancianos asesinados