Los tres detenidos por la batalla campal entre ultras en Alicante quedan en libertad con cargos