Los tres detenidos con 140 kilos de cocaína en Barajas viajaban como turistas