El 15% de los diabéticos sufrirá a lo largo de su vida una infección del pie