A dieta, la madre más gorda