El niño con difteria sigue en estado crítico