Triunfa en la restauración al mezclar un plato chino con un personaje japonés