La dirección del hospital abre una investigación sobre el error médico que costó la vida a un recién nacido