Los directores de Primaria de Cataluña constatan que "no hay ningún problema" con el castellano