Las donaciones efectivas de médula se han multiplicado por siete en los últimos diez años en España