Más de doscientas personas mueren cada año en Uruguay a causa del sida