La inédita técnica con la que el dueño de una tienda de kebabs espanta al ladrón armado