El duque de Edimburgo dejará algunas funciones cuando cumpla 90 años en 2011