La dura batalla de una niña de 3 años contra una enfermedad del hígado incurable